Buscador







Desde la fecha:


CIPPEC fue invitado a debatir sobre la ley que crea una agencia nacional de evaluación

Participaron 30 especialistas en la materia, funcionarios públicos, académicos y representantes de organismos internacionales quienes rescataron la relevancia de la iniciativa como generadora de una cultura de evaluación y ofrecieron recomendaciones para el fortalecimiento del proyecto de ley.

(Buenos Aires, 21 de setiembre de 2015) - La Argentina tuvo avances en materia de monitoreo y evaluación de políticas públicas, sobre todo en algunos ministerios sectoriales. Sin embargo, resta mucho camino por recorrer para lograr una cultura de evaluación más integral y un uso estratégico de los resultados de las evaluaciones por parte de los tomadores de decisión.

Según un trabajo reciente de CIPPEC, existen por lo menos 31 organismos en el Poder Ejecutivo, 11 comisiones en el Legislativo y 2 Oficinas en el Judicial que se ocupan de aspectos relacionados con el seguimiento y evaluación de políticas públicas. Sin embargo, no existe un órgano que las articule o les dé direccionalidad estratégica.

De la reunión realizada en el Congreso de la Nación por invitación del senador Juan Manuel Abal Medina participaron 30 especialistas en la materia, funcionarios públicos, académicos y representantes de organismos internacionales quienes rescataron la relevancia de la iniciativa como generadora de una cultura de evaluación y ofrecieron recomendaciones para el fortalecimiento del proyecto de ley. Como desafíos más importantes se identificaron: la necesidad de enfatizar en la retroalimentación de los resultados al diseño e implementación, el estudio de la estructura de incentivos para evaluar, la articulación de diversas metodologías de trabajo –tanto cualitativas como cuantitativas-, la posibilidad de debatir sobre el modo de financiamiento y sostenibilidad temporal de la institución, la importancia de comunicar la evaluación para que sea conocida e incorporada tanto por la sociedad civil como por los niveles de administración pública más cercanos a la ciudadanía, que la usarán como evidencia.

"La experiencia internacional indica que la primera misión de una Agencia Nacional de Evaluación deberá ser la de acordar metodologías y enfoques para llevar adelante las evaluaciones así como establecer pautas que mejoren la calidad del diseño de planes y programas para aumentar su evaluabilidad" señaló Natalia Aquilino, directora del Programa de Incidencia, Monitoreo y Evaluación de CIPPEC. Según un estudio reciente de CIPPEC sólo 1 de cada 3 programas sociales argentinos está en condiciones de producir una evaluación de calidad con los datos que posee.

¿Cómo fortalecer el sistema nacional de evaluación?

Existen por lo menos cuatros aspectos de política que deberán mejorarse: construir una visión desde el liderazgo; profundizar el rol del Congreso en el sistema nacional de evaluación; progresar en una cultura de evaluación y fortalecer el rol de la Jefatura de Gabinete de Ministros como impulsora de la cultura de evaluación.

Es fundamental que el Congreso debata y legisle una política nacional de evaluación que vigorice el sistema nacional de evaluación; que brinde a los tomadores de decisión sistemas y procesos que produzcan información crítica para apoyar el diseño, la planificación y ejecución de las intervenciones, y también a la elaboración del presupuesto, y que apoye a la alta gerencia pública en el monitoreo del desempeño de sus acciones y genere aprendizajes a través de la identificación y puesta en marcha de cambios en la operación. Es imperioso avanzar hacia un sistema nacional de evaluación que proporcione la información necesaria para analizar el programa de gobierno y el presupuesto, y para rendir cuentas al Poder Legislativo, la sociedad civil, la ciudadanía y la comunidad internacional.

Aumentar el pedido, uso y difusión de informes de monitoreo y evaluaciones de calidad por parte de diputados y senadores, para informar los debates legislativos y el presupuesto nacional. Además, es clave mejorar los mecanismos de rendición de cuentas horizontal con evidencia confiable para el debate en las cámaras.

En todos los poderes del Estado es necesario fomentar el desarrollo de capacidades en materia de monitoreo y evaluación, articular espacios con la academia y la sociedad civil. Es necesario avanzar hacia una mayor capacitación y conocimiento técnico en temáticas vinculadas con el monitoreo y la evaluación en el Estado. La capacitación permitiría también integrar a los distintos actores involucrados a partir de brindar información y conocimiento sobre el proceso.

Es necesario que el próximo presidente trace un camino estratégico para que la JGM lidere la transversalización del enfoque de evaluación en la Administración Pública, y aumente la calidad del diálogo y la rendición de cuentas al Poder Legislativo, con datos fehacientes sobre los impactos y resultados del plan de gobierno y las políticas públicas.

Descargá el documento: Hacia una política nacional de evaluación