Autopsia de PBA 2015: los datos electorales hablan


Resumen metodológico

La investigación del proceso electoral se llevo acabo mediante un análisis forense analizando la cobertura, precisión y consistencia de los daros de cada mesa electoral. En el mismo se buscan anomalías o irregularidades en los patrones del comportamiento electoral, mediante indicios de tres tipos de eventos: votos agregados, votos omitidos y votos reemplazados. Dichas anomalías no necesariamente implican que haya habido una manipulación intencional para cambiar los resultados de de la mesa. En este sentido, el análisis forense no permite determinar si las anomalías detectadas fueron causadas por un error o intencionalmente. Pero si permite estimar en qué proporción ocurrieron, dónde y si beneficiaron sistemáticamente a un partido o no.

Principales hallazgos y recomendaciones

En este análisis se evidencia que en las elecciones 2015 en la provincia de Buenos Aires el conteo provisorio fue exhaustivo y preciso ya que hay pocas mesas y circuitos con valores atípicos (que salen del patrón). Asimismo, esos valores que podrían indicar error o manipulación fueron más frecuentes en las categorías a Intendentes y a Gobernador y ocurrieron en unas pocas mesas concentradas en pequeñas regiones de algunos municipios. Por otro lado, por su frecuencia y poca magnitud ninguna de las anomalías detectadas podría haber afectado el resultado de la elección para ninguno de los cargos estudiados porque hay valores atípicos para cada uno de los tres principales partidos; de modo que no hay sesgo sistemático en favor de ninguno de los principales contendientes.

Relacionados


Recibí novedades