Cambios en la forma de votar. 10 aprendizajes de la implementación del voto electrónico en la provincia de Salta


Salta fue la primera provincia en incorporar un sistema de voto electrónico para el 100% del padrón provincial. La experiencia comenzó con una prueba piloto en 2009 y se amplió gradualmente hasta incorporar a todo el electorado en 2013 y elegir gobernador por primera vez mediante este sistema en 2015.

Diez aprendizajes se derivan de esta experiencia: 1) la implementación gradual permite hacer pruebas, monitorear, evaluar, introducir ajustes y desarrollar las capacidades que las autoridades electorales necesitan para administrar la nueva tecnología; 2) para garantizar que la reforma tenga el consenso de los principales actores de la competencia política y resulte previsible, el cambio debe incorporarse de manera integral al régimen electoral; 3) la participación de las fuerzas políticas fortalece el proceso de implementación y la confianza en el nuevo sistema; 4) la relación con la empresa proveedora es un desafío, por lo que deben establecerse detalladamente las condiciones en las que proveerá bienes y servicios, desde el proceso de contratación hasta cualquier intervención que pudiera tener el día de la elección en los lugares de votación o en el recuento de los votos; 5) las autoridades de mesa son una pieza clave en el proceso de cambio y su capacitación y empoderamiento es determinante para una transición exitosa entre sistemas; 6) el rol del personal técnico es importante y su intervención en el proceso electoral debe estar claramente delimitada en las normas; 7) explicar la forma en que la nueva tecnología preserva las garantías del voto es tan importante como enseñar el modo de uso; 8) las campañas de capacitación resultan más efectivas si se adecúan a las necesidades específicas de cada público; 9)  la forma en que la tecnología de votación presenta las opciones electorales puede tener un efecto en el comportamiento de los votantes; 10) sin reglas que ordenen y transparenten la oferta electoral, el cambio del sistema de votación no es suficiente para garantizar transparencia en las opciones que se le presentan al elector ni equidad en las condiciones de la competencia.

Relacionados


Recibí novedades