Poco se discute entre los educadores acerca de las políticas fiscales. Sin embargo, se trata de una dimensión central para entender las desigualdades educativas. Este estudio es una síntesis de las formas en que el Estado cobra los impuestos y reparte el gasto público en la Argentina según sectores sociales. Además, analiza con mayor detalle el gasto educativo a partir de las grandes metas educativas de los próximos años. El trabajo muestra los efectos distributivos de esas metas, es decir a qué estratos sociales beneficiarían. Para concluir se vinculan ambas dimensiones con una propuesta concreta para lograr políticas tributarias que cobren más a los más ricos y una inversión educativa que redistribuya a los más desfavorecidos.

Relacionados


Recibí novedades