Espíritu adolescente: El voto joven en Argentina


La sanción de la ley 26.774 en octubre de 2012 significó la ampliación del derecho al voto en las elecciones nacionales a los jóvenes de 16 y 17 años. A pesar de reavivar el debate sobre las condiciones necesarias para contar con la posibilidad de votar, poco se ha estudiado acerca de la implementación del “voto joven” en nuestro país. Este trabajo busca aportar a la discusión sobre quiénes pueden votar en un régimen democrático, mediante la descripción de las principales características de la implementación del “voto joven” en las elecciones generales legislativas de 2013.

Algunos de los principales resultados obtenidos:

· Solamente el 20% de los jóvenes de 16 y 17 años participó efectivamente en las elecciones.

· En los circuitos electorales donde se registró una participación electoral relativamente alta entre los jóvenes de 16 y 17 años, se encontró también una participación alta de los mayores de 70 años (el otro segmento con participación voluntaria en las elecciones). Esto nos da un indicio de que los factores asociados a que los jóvenes acuden voluntariamente a las urnas pueden ser similares a las razones por las cuales acuden los mayores no obligados por ley.

· En los circuitos electorales con un nivel socioeconómico alto, la participación electoral de los jóvenes de 16 y 17 años es más alta. Y en los circuitos con un nivel socioeconómico bajo, la inclusión de este grupo también es alta, puesto que allí se encuentra una mayor cantidad de votantes jóvenes, al margen de que su participación sea menor. Así, la ampliación del derecho al voto a ciudadanos de 16 y 17 años parece haber hecho mella en la relevancia electoral de los sectores medios.

Relacionados


Recibí novedades