No todo es voto electrónico: tecnologías para mejorar el proceso electoral


El uso de tecnologías en el proceso electoral nos remite a la eliminación de las boletas papel y la implementación de sistemas de voto electrónico. Pero existen otras formas de incorporar la tecnología en el proceso electoral.

En las elecciones legislativas de 2017, el gobierno de la provincia de Santa Fe hizo una prueba en dos localidades de la provincia que elegían intendente y concejales: Roldán y San José del Rincón. Allí, se incorporó un sistema que hacía uso de una tableta para llenar los documentos de la mesa y un teléfono celular para transmitir el telegrama.

Esta prueba tuvo como objetivo reducir los errores en el registro de los resultados en cada mesa y acelerar el procesamiento de los datos provisorios. En otras palabras, puso el foco en el recuento electoral y en formas posibles de mejorar su calidad y sus tiempos.

¿Cómo funcionan el recuento provisorio y el escrutinio definitivo?

El día de las elecciones, cuando termina la votación, comienzan dos procesos: el recuento provisorio y el escrutinio definitivo. Ambos empiezan en la mesa, cuando el presidente califica y cuenta los votos en presencia de los fiscales de los partidos. Luego vuelca los resultados en tres documentos diferentes:

  • El acta es el documento donde se deja constancia de los resultados de la mesa, y el que se utiliza para realizar el escrutinio definitivo a partir del cual se proclama a los candidatos que resultaron electos. Las actas se envían junto con las urnas a la autoridad encargada de realizar el escrutinio definitivo.
  • En el telegrama se copia la misma información que en el acta y se transmite por fax esa misma noche al centro de cómputos donde se hace el conteo provisorio. Allí, se controla que cumplan con los requisitos de forma y luego dos equipos de carga tipean los datos observados en la imagen y los ingresan en la base de datos del recuento provisorio. Si las dos cargas coinciden, entonces el telegrama se computa.
  • Los certificados también se completan con los mismos datos y se entregan a los fiscales como constancia de los resultados obtenidos en la mesa. Si durante el escrutinio definitivo los partidos detectan que el acta de una mesa contiene resultados diferentes a los que ellos tienen en sus certificados, pueden pedir que se abra la urna para volver a contar los votos.

La función del recuento provisorio es informar al público las tendencias de la elección y por lo general, este conteo muestra tendencias irreversibles. Por este motivo, es importante que tenga buena cobertura (al menos 95% de las mesas es el estándar), que tenga alta precisión (diferencias mínimas con el escrutinio definitivo), y que se desarrolle con celeridad.

¿Por qué incorporar tecnologías en el recuento provisorio y el escrutinio definitivo?

Incorporar tecnologías en el escrutinio, en las mesas, en el registro y transmisión de los resultados tiene el potencial de contribuir a la precisión y rapidez del proceso electoral.

Aunque el acta, el telegrama y los certificados de una misma mesa deben contener los mismos datos, esto no siempre ocurre por distintos motivos. Los presidentes de mesa pueden cometer errores al llenar los documentos, y es frecuente que haya un porcentaje de telegramas no transmitidos, incompletos, ilegibles o que contienen errores insalvables. También aparecen imprecisiones u omisiones involuntarias al momento de la carga en el centro de cómputos.

En las últimas dos elecciones, el conteo provisorio de votos generó controversia en el nivel nacional y en varios distritos. Aunque nunca se detectaron diferencias significativas entre los resultados provisorios y los definitivos, ni hubo indicios de manipulación en el tiempo y orden en el que se publicaron los resultados, la ausencia de reglas específicas para el recuento de votos y el hecho de que el escrutinio provisorio esté a cargo del Poder Ejecutivo generan reparos. Esto no es trivial en tanto afecta la confianza ciudadana en la integridad de las elecciones.

La prueba en Santa Fe

La Secretaría de Tecnología y la Dirección de Reforma Política y Constitucional de la Provincia de Santa Fe desarrollaron dos sistemas automatizados para asistir a las autoridades de mesa en el llenado del acta, el telegrama y los certificados, y transmitir la imagen y los datos del telegrama al centro de cómputos. Estos desarrollos buscaban minimizar los errores y la pérdida de información y reducir los tiempos de confección de los documentos de la mesa y de procesamiento de los datos provisorios.

El Sistema Informático de Asistencia a la Autoridad de Mesa (SIAAM), consistió en el uso de una tableta con una interfaz que guía al presidente de mesa para cargar todos los datos requeridos para confeccionar el acta, el telegrama y los certificados de la mesa. Una vez completados, los documentos se imprimen y se envían para el recuento definitivo.

El Sistema de Escaneo y Transmisión de Telegramas (SETT), incorporó un celular y un soporte que permite autenticar el centro de votación, escanear una imagen óptica del telegrama de cada mesa y transmitirla a través de canales seguros al centro de cómputos para el recuento provisorio. El sistema transmite la imagen del telegrama con el código QR, que contiene los mismos datos ingresados por el presidente de mesa en el SIAAM.

La prueba realizada tomó 152 casos: 76 en el grupo de tratamiento (usaron la tableta para llenar los documentos de la mesa y transmitieron el telegrama con un teléfono celular) y 76 en el grupo de control (llenaron los documentos mano y los transmitieron por fax desde la escuela). La comparación de los resultados de ambos grupos permitió entender si el SIAAM y el SETT mejoran la calidad del conteo provisorio en 3 de sus dimensiones: la precisión y la consistencia de los documentos que deben completar los presidentes de mesa; la exhaustividad, la legibilidad y la celeridad de la transmisión y el procesamiento de esos datos; y la satisfacción y confianza de las autoridades de mesa y los fiscales.

¿Cambió la calidad de los documentos?

La calidad de los documentos se evaluó según la legibilidad, completitud, consistencia interna y externa de actas y telegramas. En este sentido, el SIAAM y el SETT no produjeron efectos significativos sobre la legibilidad. Por su parte, el SIAAM generó documentos más completos y mejoró la consistencia interna de los documentos.

Porcentaje promedio de campos incompletos en acta y telegrama, según sistema utilizado

Fuente: CIPPEC

Esto significó que hubo menos campos que fueron dejados sin completar por los fiscales de mesa, y que las inconsistencias en actas y telegramas – entre el total de votos y el total de electores que concurrieron a votar, por ejemplo- fueron menores.

Porcentaje promedio de inconsistencias en acta y telegrama, según sistema utilizado

Fuente: CIPPEC

El SIAAM y el SETT mejoran la consistencia entre acta, telegrama y conteo provisorio. Cuando se compararon el acta y telegrama de una misma mesa, con el sistema manual en promedio hay discrepancias en el 6% de los campos. En cambio, en las mesas que usaron el SIAAM las discrepancias sólo afectan al 0,3% de los campos analizados. En las mesas con sistema manual las inconsistencias ocurren en los campos de votos blancos, anulados, recurridos e impugnados. En las mesas que usaron el SIAAM y SETT las inconsistencias se producen en las mesas en las que el acta se confeccionó a mano.

Porcentaje promedio de discrepancias entre las actas y telegramas, y entre los telegramas y el provisorio, según sistema utilizado

Fuente: CIPPEC

¿Hubo un efecto en el registro, la transmisión y el procesamiento?

En cuanto a la efectividad y la rapidez de la transmisión y el procesamiento de resultados, se consideró la proporción de hojas registradas, y los tiempos de recepción, procesamiento y transmisión.

El éxito de la transmisión de telegramas fue algo mayor con el SETT que con el sistema manual pero la diferencia no llegó a ser significativa. Tampoco se detectó un efecto sobre el tiempo de publicación. En cambio, el sistema redujo considerablemente los tiempos de procesamiento.

Tiempo promedio desde las 18 hs hasta la recepción de los telegramas y desde la recepción hasta que termina el procesamiento, en segundos y según sistema utilizado

Fuente: CIPPEC

Por otra parte, si bien el tiempo de recepción es similar en ambos sistemas, el tiempo de procesamiento es notablemente menor con el sistema digital.

Percepciones de usabilidad y confianza

Durante la elección primaria del 13 de agosto se consultó con los presidentes de mesa, fiscales y delegados sobre la facilidad de uso y confianza en los sistemas que utilizaron, fuera manual o con el SIAAM y SETT. Las dificultades fueron notoriamente mayores para quienes usaron el sistema manual que para quienes utilizaron el SIAAM.

Entre los presidentes que usaron el SIAAM, la valoración del sistema fue unánimemente positiva: al 70% le pareció muy bueno y al restante 30% bueno. En cambio, entre los que usaron el sistema manual hubo un 35% de valoraciones negativas (23%) o muy negativas (12%).

En cuanto a la rapidez, solo al 18% de los que usaron el sistema manual les pareció rápido realizar esas tareas mientras que todos los presidentes de mesa que usaron el SIAAM dijeron que completar los documentos de la mesa les resultó rápido (56%) o muy rápido (44%).

La confianza de los presidentes de mesa en el correcto registro del voto fue alta. Esto es consistente con estudios previos sobre las percepciones de confianza en las elecciones en la provincia y en elecciones nacionales. En la prueba realizada en Santa Fe, sólo un presidente de mesa asignado a una mesa de sistema manual dijo desconfiar de que los resultados de su mesa hubieran quedado correctamente registrados en el acta, el telegrama y los certificados.

Videos y gráficos


Relacionados


Recibí novedades