El Estado debe fortalecer las políticas de prevención de embarazos no planificados

En la Argentina para aproximadamente más de un millón de jóvenes de entre 18 y 25 años el horizonte no se ve muy claro. Ocurre que esta franja está dentro de lo que se denomina “ni-ni”, es decir que no estudian ni trabajan.

La pobreza y la falta de incentivos educativos y de posibilidades de empleo figuran entre las causas que genera hoy esta grave situación. Pero también hay otras que se van descubriendo, y que se relacionan con la vulnerabilidad y la falta de respuestas desde el Estado.

Un trabajo desarrollado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) mostró que un 67 % de los jóvenes ni-ni cuidan ya sea un niño o una persona mayor.

“Esto desmitifica el hecho de que se piense que los jóvenes Ni-ni no quieren o no hacen nada”, señala a La Prensa Gimena de León, responsable del documento que presentó el Cippec. De este porcentaje se indica que un 30 % de los jóvenes de entre 15 y 19 años tuvieron que dejar de estudiar o trabajar para cuidar a alguien. En su mayoría, mujeres jóvenes. El 95 % de las personas que cuidan y ni estudian ni trabajan está representado por mujeres.

Autor


Gimena de León

Investigadora asociada de Protección Social

Recibí novedades