En la Argentina, solo un 16% de los trabajadores cuenta con las habilidades que se potenciarán con la revolución de la IA

“Estamos frente a lo que podría llegar a convertirse en uno de los factores de crecimiento económico más grande de la historia y queremos que la Argentina aproveche esta oportunidad. La Inteligencia Artificial no es parte de un futuro posible, sino de nuestro presente. Las empresas argentinas que empiezan a incorporar esta tecnología van en aumento y los vemos en diversas industrias, en el agro, en Retail, en servicios financieros, entre otros”, comentó Diego Bekerman, gerente General de Microsoft Argentina.

El estudio investigó, entre otras cosas, cuál es la ventana de oportunidad para la Argentina, cómo se puede aprovechar esta tecnología para impulsar el crecimiento económico, y cómo superar los desafíos y obstáculos de la economía local para tomar ventaja de la Inteligencia Artificial (IA). Se indagó en seis economías de la región para realizar proyecciones de crecimiento. El capítulo argentino del informe concluye que si Argentina adoptara y difundiera la IA de manera más intensiva que las TICs en los 90, podría acelerar el crecimiento en la próxima década más de un punto porcentual, respecto de la tendencia histórica (3%), ubicándose en 4,4% de PBI.

“Las revoluciones industriales siempre se dieron en las empresas”, recordó Albrieu, al tiempo que advirtió que en la Argentina “apenas un 16% de sus trabajadores cuenta con las habilidades que se potenciarán con la revolución de IA”. “El papel del Estado es central para promover y facilitar el proceso de adopción tecnológica por parte de las empresas y para readaptar las habilidades de los trabajadores”, concluyó el economista.

Fuente: BAE Negocios

Autor


Ramiro Albrieu

Investigador principal de Desarrollo Económico

Recibí novedades