La discusión de las metas educativas debe incluir las inequidades del salario docente

CIPPEC lanzó esta semana “Lo que falta #EnelCongresoesPosible”, una campaña con siete propuestas de políticas públicas para que sean debatidas públicamente por los candidatos a diputados y senadores, en el contexto de la actual campaña electoral. “Nuestro país necesita resolver varios dilemas centrales. Creemos que la solución a estos problemas comienza en el debate parlamentario, en donde existen numerosas iniciativas impulsadas en los últimos años que aguardan su discusión”, plantea Julia Pomares, directora ejecutiva de CIPPEC. Una de esas propuestas apunta a crear un fondo nacional para la nueva carrera docente y equidad salarial provincial.

“Estas iniciativas buscan contribuir a que el nuevo Congreso que asumirá el 10 de diciembre impulse a la Argentina hacia el futuro”, agrega Pomares. Según explican desde CIPPEC: “El sistema educativo argentino responde a una base federal, donde las 24 jurisdicciones tienen la responsabilidad de la gestión de las escuelas. En este contexto, las desigualdades provinciales tienen un impacto decisivo en la concreción del derecho igualitario a la educación de los alumnos de todo el país. La desigualdad fiscal es un condicionante central que limita las posibilidades de las provincias con menos recursos”.

Si bien la Ley de Financiamiento Educativo sentó las bases para incrementar los recursos destinados a la educación entre 2005 y 2010, y la creación de un Fondo Compensatorio Salarial de origen nacional favoreció la reducción de las desigualdades entre las provincias, esto no fue suficiente para modificar las raíces más profundas de estas disparidades.

En consecuencia, desde CIPPEC impulsan que, en el marco del Plan Maestro (que busca planificar las metas educativas a 10 años), se establezcan criterios explícitos de garantía del financiamiento educativo nacional para lograr equiparar al menos parcialmente las desigualdades provinciales. En particular, recomiendan la unificación del Fondo de Incentivo Docente (FONID) y del Fondo Compensatorio Salarial (creado por la Ley de Financiamiento Educativo) de forma gradual y progresiva, en base a dos criterios: los recursos fiscales por habitante, y  el esfuerzo financiero que cada provincia hace por la educación (es decir, qué porcentaje del gasto total representa el gasto en educación).

De esa manera, sostienen, se podría generar un fondo de asignación específica que sea contracíclico de las desigualdades fiscales entre las provincias y que incentive a las provincias a invertir más en educación.

Alejandra Cardini, codirectora del programa de Educación de CIPPEC, sostiene que “las inequidades del salario docente nunca se terminan de resolver; el tema solo se discute a principio de año cuando empiezan las clases”. Y agrega: “Apuntamos a que la discusión de las metas educativas toque temas estructurales. En este sentido, es central el rol del Estado nacional en la reducción de las inequidades entre las provincias”.

Desde CIPPEC consideran que la creación de un fondo nacional podría constituir la base de un incremento salarial docente guiado por el objetivo de reducir las desigualdades entre las provincias, y verse acompañado por la discusión de una nueva carrera docente, que tenga una base nacional común, a la que las provincias puedan adherir, dado que los docentes son empleados públicos provinciales.

Cardini menciona que la Ley de Educación Nacional de 2006 planteaba en su artículo 69 que el Consejo Federal de Educación debía definir “los criterios básicos concernientes a la carrera docente en el ámbito estatal”, en consulta con los gremios y entidades profesionales docentes. Sin embargo, ese artículo no llegó a implementarse y la discusión sobre la carrera docente sigue pendiente.

“La base de una nueva carrera docente debería aprovechar el mayor financiamiento para fomentar la excelencia en la formación y brindar nuevos esquemas de puntaje e incentivos diferentes a los actuales para promover una carrera docente más estimulante que contribuya a la construcción de una visión de la docencia como una profesión central para el país”, afirman desde CIPPEC. Existe cierto consenso de que la formación de excelencia debería reemplazar a la antigüedad como principal factor de ascenso. El desafío, ahora, es que esa discusión sea asumida por el Congreso.

Para conocer el resto de las propuestas legislativas, visite la web de #EnelCongresoesPosible.

Las inequidades del salario docente nunca se terminan de resolver. Por Alejandra Cardini.

Una nueva carrera docente debería fomentar la excelencia en la formación y brindar nuevos esquemas de puntaje.

Autor


Alejandra Cardini

Directora de Educación

Relacionados


Ver más

Las prácticas de la reforma educativa en la Ciudad deben tener contenido pedagógico

Ver más

La transformación del secundario requiere consensos, recursos y capacidades técnicas del Estado

Ver más

Jóvenes que cuidan: impactos en su inclusión social

Ver más

La discusión salarial debería ir acompañada de mecanismos concretos para pensar una nueva carrera docente

Ver más

Queremos darle continuidad a lo conseguido por el T20 e incluir nuevos temas en la agenda como las mujeres y la educación

Ver más

La escuela secundaria necesita cambios profundos, que requieren consensos

Ver más

Innovar en educación es alterar los elementos de un orden escolar que apagan o limitan el deseo de aprender de los alumnos

Ver más

Con una innovación se puede incluir prácticas transformadoras en las escuelas

Ver más

Presentamos el libro “50 innovaciones educativas para escuelas”

Ver más

El lugar del currículum en el mapa de la educación de la primera infancia

Recibí novedades