Los salarios docentes varían por provincia por sus recursos fiscales por habitante y su presupuesto en Educación

Como todos los años, los sueldos cobran relevancia antes del inicio de clases por las negociaciones paritarias. Mirá cuál es la situación en cada provincia y cómo varió durante 2017.

Al igual que todos los primeros meses del año, el salario docente volvió al centro del debate ante la posibilidad de que, como sucedió en 2017 por la negativa del Gobierno de llamar a la paritaria nacional docente, distintos gremios convoquen a paros. En este sentido, ¿cuánto cobran los maestros en cada provincia? ¿Cómo varió en el último año?

En septiembre de 2017 (último dato disponible), un docente argentino cobraba en promedio $17.188 en bruto (es decir, sin los descuentos jubilatorios e impuestos). La brecha va desde los $11.248 que se pagaban en Santiago del Estero hasta los $24.667 de Santa Cruz. Los tres sueldos más bajos del país se dan en Santiago de Estero, Formosa y Catamarca, mientras que los más altos en Santa Cruz, Tierra del Fuego y Córdoba.

Los datos surgen de la Coordinación General de Estudios de Costos del Sistema Educativo (Cgecse), que depende del Ministerio de Educación de la Nación.

En todos los casos se trata de la remuneración bruta de un maestro de grado con diez años de antigüedad, por una jornada simple de cuatro horas de clase. Este es el valor más representativo del total de docentes ya que, según el Censo Nacional Docente de 2004, más de la mitad tenía entre 10 y 25 años de antigüedad en ese momento. Los datos sobre este tema del Censo Nacional Docente de 2014, último realizado, no están publicados en la web oficial.

Entre septiembre de 2016 y el mismo mes de 2017 el mayor aumento se dio en San Luis (37,4%), seguido de La Rioja (32%) y la provincia de Buenos Aires (30,6%). En el otro extremo, las menores subas se dieron en Santa Cruz (12,2%), Tierra del Fuego (13%) y Jujuy (17,2%). En esos 12 meses en el total del país la suba promedio fue de 24,7 por ciento.

La inflación durante ese mismo período varía según qué fuente se utilice. El Índice de Precios al Consumidor (IPC) que realiza el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires dio un aumento del 26,2%, mientras que el IPC que mide el INDEC para el Gran Buenos Aires dio un 24,2 por ciento. Por último, el IPC San Luis alcanzó un 22 por ciento. Las mediciones de la Ciudad y la de San Luis fueron consideradas oficiales durante la “emergencia estadística” del INDEC.

Si se tiene en cuenta la inflación medida por el Centro CIFRA de la CTA liderada por el sindicalista Hugo Yasky, actual diputado nacional por Unidad Ciudadana, en 2016 (primer año bajo la gestión de Cambiemos y último año con datos completos) las provincias donde más poder adquisitivo ganaron los docentes fueron Chaco (11,9%), Salta (3,6%) y Santiago del Estero (2,6%). En la otra punta, las provincias donde los maestros más perdieron salario real fueron Tierra del Fuego (-13,5%), Misiones (-8,7%) y Corrientes (-7,7%).

Al analizar este mismo indicador para la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, entre 2007 y 2015 las provincias donde los docentes más ganaron salario real fueron Salta (87,5%), Misiones (62%) y Tucumán (58,1%). En el otro extremo se encuentran Catamarca (-13,7%), Santa Cruz (-8,4%) y Santiago del Estero (4,4%).

“Las desigualdades en el financiamiento educativo dependen fundamentalmente de dos factores: los recursos fiscales por habitante que tiene cada provincia, extremadamente desiguales en el país; y el esfuerzo presupuestario en Educación que realiza cada provincia”, explicó Axel Rivas, doctor en Ciencias Sociales por la Universidad de Buenos Aires (UBA) e investigador del área de Educación de Cippec, en este chequeo.

Esto afecta “el salario de los docentes (…), la oferta de escuelas, jardines de infantes e infraestructura y muchas otras cuestiones, como la calidad de los comedores escolares y el equipamiento de las escuelas”, precisó Rivas.

Según los últimos datos disponibles de 2015, en promedio las distintas jurisdicciones del país destinaron en ese año un 28,4% de su gasto a Educación. Buenos Aires figura como la provincia que más porcentaje destinó al gasto educativo, con 36,1% de sus recursos, un lugar que ocupa casi todos los años desde 1999. Hay que tener en cuenta que la mayor parte del gasto educativo se destina a salarios, y el territorio bonaerense nuclea a más de un tercio de los docentes del país.

Por Martín Slipczuk
Chequeado.com 

Autor


Axel Rivas

Recibí novedades