Para que las licencias por maternidad y paternidad promuevan la equidad de género hay que modificar el proyecto del Ejecutivo nacional

La modificación del régimen de licencias por maternidad y paternidad se discute desde el regreso de la democracia, pero se jerarquizó recientemente. En los últimos años, se presentaron centenares de proyectos de ley, pero muy pocos buscaron atender integralmente los principales problemas del régimen.

En primer lugar, hay un problema de acceso: solo la mitad de las personas que son padres o madres puede acceder a una licencia (quienes tienen empleos formales y no son monotributistas ni autónomos). Esto implica que el resto tenga que sacrificar ingresos (para poder quedarse cuidando) o tiempo de cuidado (para poder mantener el ingreso).

También, hay un sesgo maternalista: todos los regímenes de licencias en la Argentina (que son muchos y diferentes según si se trata de empleo público o privado y dependiendo de la ubicación geográfica y del sector) dan muchos más días a las madres. Esto asigna roles diferenciados por género para el cuidado y las tareas domésticas, un serio obstáculo para la participación laboral de las mujeres.

Por último, el esquema de licencias fue pensado para un formato de familia nuclear (papá, mamá e hijos) que ya no predomina. Abundan las familias ensambladas, monoparentales y homoparentales, entre otras, cuyas necesidades no se pueden adaptar al esquema de licencias actual.

Las modificaciones del régimen de licencias deben tener en cuenta tres principios para resolver estos problemas: la universalidad (alcanzar a todos los niños); la coparentalidad (incentivar una distribución más justa de los roles en el cuidado); y la adaptabilidad a los distintos formatos de familia (que exista una cantidad de días que cada familia pueda elegir cómo distribuir). Estas reformas son posibles y desde CIPPEC presentamos en 2017 una propuesta concreta. Varias provincias ya introdujeron cambios en esta línea, como Tierra del Fuego y más recientemente (y con una modificación más profunda) la Ciudad de Buenos Aires, si la Legislatura convalida el proyecto oficial, como se prevé.

La propuesta del gobierno de la Ciudad plantea una modificación del régimen de licencias que abarca a todos los trabajadores del Estado (no sólo a los empleados de la administración pública, sino también a los trabajadores de la salud, docentes y fuerzas de seguridad). Tiene un fuerte esquema coparental porque extiende más que

proporcionalmente la licencia por paternidad e incentiva que haya días trasladables de la licencia por maternidad a la de paternidad. Además, deja a criterio de cada familia el uso de 30 días. CIPPEC evaluará el impacto de esta política en la participación de las mujeres en el mercado de trabajo y en la distribución del cuidado.

Las experiencias de las provincias también alumbran el debate en el Congreso de la Nación a partir del proyecto del Ejecutivo, que incluye la modificación del régimen de licencias. La propuesta es un avance, pero no aborda los tres problemas de fondo y tendrá que incorporar cambios para lograr consensos políticos. Urge que el Congreso lo debata e incorpore las modificaciones para que las licencias sean realmente una llave hacia la equidad de género. Se trata de una política que contribuye tanto a la equidad como al desarrollo.

Fuente: Clarín 

Autor


Gala Díaz Langou

Directora de Protección Social

Relacionados


Ver más

Reformar los esquemas de transferencias a las familias y de licencias ayudaría a revertir la infantilización de la pobreza

Ver más

Licencias por maternidad, paternidad y familiares para empleados públicos provinciales (2018)

Ver más

Presentación sobre licencias en la UP

Ver más

Que las licencias de maternidad sean mucho más largas que las de paternidad refuerza estereotipos de género en el hogar

Ver más

La licencia familiar se adapta mejor a las necesidades de cada familia

Ver más

Las licencias por paternidad que impulsa el gobierno porteño serán un precedente para la reforma laboral nacional

Ver más

El proyecto de Ley de Equidad de Género necesita algunos cambios para ganar efectividad

Ver más

Los legisladores pueden mejorar el proyecto que reforma las licencias familiares

Ver más

Día del Padre: una celebración pendiente

Ver más

Extender la licencia por paternidad a 15 días es un excelente primer paso, pero se debería buscar una ampliación mayor

Recibí novedades