Evolución del salario docente por provincia


La inversión educativa provincial, mientras tanto, se redujo un 8% entre 2015 y 2016, y se mantuvo prácticamente constante entre 2016 y 2017. Pero la baja en los salarios docentes, que representan el 90% de los presupuestos provinciales, permite proyectar un descenso durante 2018. Entre 2016 y 2017 (último dato oficial disponible) pasó de $590.000 millones a $589.000 millones y se estima que cayó en 2018, dado que el 90% se compone de salarios, variable que también retrocedió descontando la inflación.

En efecto, el poder adquisitivo del salario docente cayó 14% entre 2016 y 2018, con fuertes disparidades provinciales. Tras alcanzar un máximo en 2015, comenzó a perder poder adquisitivo, regresando en 2018 al nivel de 2007. Se verificaron caídas en cada una de las 24 jurisdicciones (con mayor fuerza en Tierra del Fuego y Santa Cruz, las que históricamente han pagado salarios más altos), con excepción de San Luis, provincia en que el salario creció 14% en términos reales.

Recibí novedades