Se aborda la cuestión del desarrollo de capacidades institucionales requeridas por parte de los gobiernos locales para hacer frente a sus nuevas funciones y atribuciones en un contexto de restricción presupuestaria, para ofrecer resultados de gestión que impacten positivamente en la calidad de vida de la ciudadanía.

Recibí novedades

[recaptcha]