Un abordaje integral de los problemas de la comunidad, que incluya los aspectos mencionados y se complemente de forma coordinada con los programas nacionales y provinciales de implementación local, constituye un camino viable y necesario para alcanzar ciudades cada vez más inclusivas. 

Recibí novedades

[recaptcha]