La otra crisis

Publicado 21 de abril

Cada 22 de abril, desde 1970 se celebra el ‘Día del Planeta Tierra’ con el objetivo de generar conciencia acerca de los impactos que tiene la civilización humana sobre nuestro planeta. Y este 22 de abril, en el 50 aniversario de este movimiento coincide con una pandemia que ha puesto en pausa a la economía global y que nos obliga a pensarnos más que nunca como huéspedes de este planeta.

Hoy en día, en pleno Antropoceno, la civilización humana ya es considerada una fuerza planetaria por el grado de transformación generado sobre ecosistemas y el clima. Esta transformación no es gratuita ni pasa desapercibida: gases de efecto invernadero aumentando la temperatura global, hielos polares que se reducen produciendo aumento en el nivel del mar, eventos climáticos extremos cada vez más frecuentes o pérdida masiva de biodiversidad, por nombrar algunos.

El aislamiento social y el freno a numerosas actividades industriales y comerciales producto del Coronavirus redujeron de manera abrupta el nivel de circulación de personas y vehículos, haciendo que disminuya bruscamente el nivel de tránsito, congestión, el ruido y contaminación en muchas ciudades a nivel global. A punto tal que fueron noticia la aparición de animales salvajes en zonas urbanas: delfines en el puerto de Cagliari, Italia por la falta de tráfico de ferries, el avistaje de un hocó colorado –una especie de garza– paseando por las calles de Olivos, en Buenos Aires, por nombrar un par de ejemplos. Basta ver estos mapas elaborados por CONAE con datos de contaminación atmosférica para los principales aglomerados urbanos del país, antes y después de la cuarentena para entender que las actividades antrópicas impactan y mucho en nuestro planeta. Y aquí cabe la pregunta: ¿seguirá todo igual una vez superada esta pandemia?

Esta crisis sanitaria se convertirá –ya lo está haciendo- en una crisis económica, con impacto global y en muchos sectores de la sociedad. Las gobiernos nacionales y sub-nacionales están pensando y e implementando medidas para reaccionar y hacer frente a esta compleja situación, y a la vez cómo salir de ella hacia el futuro de la mejor manera posible. Como si esto fuese poco, no debemos olvidarnos de la otra crisis, la ecológico-climática, de la que hoy nos acordamos. Y aquí se configura una gran oportunidad, la de construir resiliencia: toda crisis puede también significar una ocasión de introducir cambios para salir fortalecidos, y este caso no es la excepción.

Según un informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) el fenómeno  de ‘cambio climático’ es considerado uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta la humanidad –particularmente en este siglo- y con cada vez más asiduidad se remarca la necesidad de tomar acciones que repercutan en la mitigación del fenómeno y de sus crecientes consecuencias.

Brindar ayuda económica con incentivos y subsidios a sectores que colaboren en reducir gases de efecto invernadero a la vez que se impulsan inversiones en infraestructura sostenible, por ejemplo, podría ayudar a atenuar la contracción económica que tenemos en puerta y al mismo tiempo colaborar en reducir la presión sobre ecosistemas naturales y mitigar la crisis climática que el calendario oportunamente nos recuerda. La infraestructura resulta indispensable para la vida en las ciudades y el tipo de infraestructura que se construya en los próximos años va a determinar si la humanidad podrá hacer frente de manera apropiada a la otra emergencia –y también urgente-: la ecológica-climática.

Autor


Alejandro Saez Reale

Coordinador de Ciudades

Relacionados


Ver más

Congresos y partidos en América Latina: el antes y después de la pandemia

Ver más

Políticas educativas para la escuela que viene

Ver más

Políticas educativas para la escuela que viene: decisiones y aprendizajes en la incertidumbre

Ver más

La aceleración digital post pandemia

Ver más

Diálogo con el secretario general de la UDA

Ver más

Encuentro con especialistas sociales y la CTEP

Ver más

¿Quiénes son los más afectados por la crisis social de la pandemia?

Ver más

La pandemia vino a agravar una deuda histórica del país en la que la pobreza no bajo del 25% en los últimos 30 años.

Ver más

Impacto social del COVID-19 en Argentina. Balance del primer semestre del 2020

Ver más

Radiografía de la pobreza: quiénes son los más afectados por la crisis de la pandemia

Recibí novedades