Es más eficiente transferir ingresos que bienes, y la prioridad tienen que ser las familias con niños

El Economista diario, 12 de mayo de 2021

Rafael Rofman, director de Protección Social de CIPPEC, dialogó con El Economista sobre el anuncio de la ampliación, tanto de montos como en universo alcanzado, de la Tarjeta Alimentar en el país.

“Es mucho más eficiente transferir ingresos que bienes”, expresó Rofman. “La necesidad de este programa alimentario es para frenar el aumento de la indigencia. La prioridad tienen que ser las familias con niños porque ahí está el presente y el futuro”.

“Resulta lógico pensar que para paliar una situación actual se sumen medidas concretas en el corto plazo. Además es imprescindible que el dinero vaya directamente a las familias porque saben gastarlo de la mejor manera posible”, remarcó.

Por último, el especialista en protección social aseguró que “a mediano plazo, se impone consolidar el mercado de trabajo, mejorar la macroeconomía y preparar a los jóvenes con una educación adecuada a los desafíos del mañana”.

Autor


Rafael Rofman

Director de Protección Social

Relacionados


Ver más

Pobreza, empleo y brecha de género: tres claves para pensar el futuro

Ver más

Un rebote sobre el agua: ¿es posible pensar en reducir sostenidamente la pobreza en el escenario actual?

Ver más

La edad de retiro en el sistema previsional argentino

Ver más

Esenciales, pero no reconocidas: las trabajadoras domésticas remuneradas y el impacto de la pandemia

Ver más

Las chances de crecer serán pocas si no abrimos una discusión seria sobre el sistema previsional, con o sin acuerdo con el FMI

Ver más

CIPPEC, UNFPA Argentina y UNFPA Uruguay avanzan en un proyecto conjunto para estudiar la transición demográfica en Argentina

Ver más

CIPPEC se reunió con la Secretaría de Género del GCBA para promover la autonomía económica de las mujeres en la ciudad

Ver más

CIPPEC se reunió con UNICEF y On Think Tanks

Ver más

¿Por qué tiene que haber más mujeres en CyT?

Ver más

Política previsional: no somos los peores, pero estamos lejos de ser los mejores

    Recibí novedades