Coparticipar el impuesto al cheque es la peor solución


La revisión del presupuesto nacional es una práctica habitual en países con niveles razonables de transparencia. Por eso, en este documento CIPPEC recomienda revisar y debatir en el Congreso el presupuesto aprobado para 2010, con el objetivo de definir una pauta de expansión del gasto razonable, explicitar las fuentes de financiamiento genuinas del sector público y rediscutir los criterios de asignación de las transferencias discrecionales a las provincias. Además, el documento analiza algunas partidas clave que el presupuesto 2010 no incluye en sus proyecciones de gasto. La transparencia daría una excelente oportunidad al Poder Ejecutivo para transitar más cómodamente un año de crecimiento económico. Revisar el presupuesto ayudaría a que ese crecimiento sea más inclusivo y más federal.

Relacionados


Recibí novedades