Talón de Aquiles o bala de plata. Diseño del órgano garante en la ley de acceso a información pública


La Argentina está por dar un paso importante en su historia democrática; el Congreso debate nuevamente una ley de acceso a la información pública. La sanción de esta ley constituirá un hito en el largo proceso de demanda a las autoridades que las organizaciones de la sociedad civil llevan desde hace más de una década.

La ley que surja del Congreso deberá adecuarse a la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación tanto como a los estándares de la Organización de los Estados Americanos, que reconoce la naturaleza de derecho fundamental al derecho de acceso a la información pública.
Tener una buena ley es solo la mitad de la batalla; por ello, es fundamental que la ley prevea la creación de un órgano garante que asegure la efectiva aplicación de esta futura ley de acceso a la información. CIPPEC promueve que este órgano garante se ajuste a las características previstas por la ley modelo de la OEA, es decir una Comisión de la Información con personalidad jurídica propia, autonomía operativa y que cuente con un presupuesto aprobado por el Poder Legislativo. Solo un órgano independiente garantizará finalmente el derecho al acceso a la información en la Argentina.

Relacionados


Recibí novedades

[recaptcha]