Educar en tiempos de pandemia: el gobierno incrementa la inversión educativa

A mediados de septiembre, el Poder Ejecutivo presentó ante el Congreso el proyecto de Ley de Presupuesto para el año 2021. Inicia así la discusión legislativa, una etapa fundamental del proceso presupuestario durante la cual se debatirán las prioridades de gasto público para el próximo año. El análisis del proyecto presupuestario es clave, especialmente en este año tan excepcional, para identificar cuáles serán las prioridades de las políticas educativas nacionales.

Un primer acercamiento al proyecto presupuestario del 2021 refleja un fuerte incremento para el sector educativo. La inversión en educación ascendería a $344.652 millones de pesos constantes de 2020, lo cual significa un incremento aproximado del 29% respecto del crédito presupuestario actual. La participación de la educación representaría el 4,8% del presupuesto total a cargo del Estado nacional. De los recursos previstos, se estima que más de la mitad se destinen a la educación superior universitaria.

En cuanto a la educación obligatoria (nivel inicial, primario y secundario en todas sus modalidades) es muy alentador ver un incremento de casi 80% en relación al año anterior (paso de $72.469 a $128.846 millones de pesos constantes del 2020 al 2021). La participación de los fondos salariales es del 27% mientras que los programas educativos nacionales representarían el 73%. Es cierto que el presupuesto es un plan de gestión, el gran desafío se presenta en cómo llevarlo a cabo a través de acciones educativas.

Gráfico 1. Evolución de la inversión nacional en Educación obligatoria en millones de pesos constantes de 2020 (2005-2021)

Fuente: CIPPEC, sobre la base de información del Ministerio de Hacienda de la Nación, CGECSE/MEN, serie de Índice de Precios al Consumidor IPC- INDEC y ECOLATINA.

*Nota: La inflación considerada para el año 2020 y 2021 surge de la consideración de las proyecciones macroeconómicas del Mensaje del Proyecto de Ley de Presupuesto 2021.

Esta es una buena noticia. Sabemos que más allá del desafío fiscal y del deterioro de las cuentas públicas, la educación necesita sostener e incrementar los recursos para mitigar los efectos educativos de corto y largo plazo causados por la pandemia. En este sentido, planificar las políticas educativas en este contexto tan incierto exige reorientar la inversión nacional para responder a una realidad sin precedentes.

Los programas educativos nacionales resultan fundamentales para orientar prioridades y disminuir las desigualdades educativas. Como analizamos en el reciente informe sobre financiamiento educativo, los recursos del Estado nacional están librados a la discreción de gobierno, lo que le da su carácter flexible y permite reasignarlos para políticas educativas.

Los principales programas educativos, cristalizados en el presupuesto 2021, pueden analizarse a la luz de tres ejes de política: i) Infraestructura escolar; ii) inclusión educativa y iii) TICs y recursos digitales.

Infraestructura escolar

Este es el rubro más priorizado del presupuesto, tanto en relación al año anterior como a la inversión que se viene destinando para tal fin desde el 2005. Se prevé invertir $39.836 millones de pesos constantes de 2020. Esta inversión equivaldría a 2,6 veces la inversión promedio realizada entre 2005-2020.

Esta dimensión contempla la construcción, refacción y ampliación en las escuelas y la provisión de equipamiento mobiliario de los distintos niveles y modalidades. El nivel inicial representaría más del 60% de la inversión proyectada ($24.802 millones), a través del programa de fortalecimiento edilicio de jardines de infantes.

La incertidumbre sobre el desarrollo de estas obras de infraestructura en el transcurso del año, abre la necesidad de asegurar el seguimiento y monitoreo de la ejecución y la rendición de cuentas de la inversión.

Gráfico 2. Evolución de la inversión nacional en infraestructura escolar en millones de pesos constantes de 2020 (2005-2021)

Fuente: CIPPEC, sobre la base de información del Ministerio de Hacienda de la Nación, CGECSE/MEN, serie de Índice de Precios al Consumidor IPC- INDEC y ECOLATINA.

*Nota: La inflación considerada para el año 2020 y 2021 surge de la consideración de las proyecciones macroeconómicas del Mensaje del Proyecto de Ley de Presupuesto 2021.

Inclusión educativa

Los recursos destinados a políticas de inclusión educativa ascenderían a un total de $29.477 millones de pesos constantes de 2020. Esto equivale a un incremento del 81% respecto de los recursos disponibles en 2020 ($16.245 millones de pesos).

El presupuesto para Becas Estudiantiles se elevaría a $21.679 millones de pesos duplicándose respecto del 2020 ($13.820 millones). Se estima una cobertura de más de 1 millón de becarios a nivel nacional. Las líneas de financiamiento se distribuyen en 34% para finalización de la educación obligatoria, 29% estudiantes del nivel superior no universitario, 34% universitario y el restante 3% para estudiantes de formación profesional, perfeccionamiento y formación en el exterior.

Las acciones orientadas a promover la inclusión e igualdad educativa prevén una inversión de $7.797 millones de pesos constantes que se financiarán con recursos del programa de Gestión Educativa y Políticas Socioeducativas. Este presupuesto comenzaría a recuperar recursos disminuidos en los últimos años. Los programas para la inclusión consisten en estrategias de revinculación de los estudiantes, acompañamiento a las trayectorias escolares, acciones de educación sexual integral, provisión de bibliotecas escolares y el fortalecimiento socioeducativo de los estudiantes y las escuelas.

Gráfico 3. Evolución de la inversión nacional en inclusión educativa en millones de pesos constantes de 2020 (2005-2021)

Fuente: CIPPEC, sobre la base de información del Ministerio de Hacienda de la Nación, CGECSE/MEN, serie de Índice de Precios al Consumidor IPC- INDEC y ECOLATINA.

*Nota: La inflación considerada para el año 2020 y 2021 surge de la consideración de las proyecciones macroeconómicas del Mensaje del Proyecto de Ley de Presupuesto 2021.

TICs y recursos digitales

Las acciones orientadas a la incorporación de TICs en el sistema educativo, la provisión de recursos digitales y libros y textos escolares resultan fundamentales y más aún en este contexto. El presupuesto ascendería $13.593 millones de pesos constantes, duplicando la inversión respecto del año 2020 ($5.756 millones de pesos).

Mediante esta inversión se prevé la distribución de equipamientos tecnológico con acceso a contenidos educativos, la provisión de conectividad a las escuelas, el desarrollo de repositorios digitales con recursos para la enseñanza y el aprendizaje, plataformas accesibles con disponibilidad de aulas virtuales y la distribución de textos escolares.

Gráfico 4. Evolución de la inversión nacional en TICs y recursos digitales en millones de pesos constantes de 2020 (2005-2021)

Fuente: CIPPEC, sobre la base de información del Ministerio de Hacienda de la Nación, CGECSE/MEN, serie de Índice de Precios al Consumidor IPC- INDEC y ECOLATINA.

*Nota: La inflación considerada para el año 2020 y 2021 surge de la consideración de las proyecciones macroeconómicas del Mensaje del Proyecto de Ley de Presupuesto 2021.

Cabe destacar que el Estado nacional financia una proporción minoritaria de la educación. En los últimos quince años, representó el 26% de la inversión educativa total mientras que las provincias financiaron el 74% restante. En este sentido, el análisis aquí propuesto analiza la propuesta presupuestaria de solamente una porción del gasto educativo previsto para el 2021 en nuestro país.

No obstante, ante al escenario de crisis que dejará la pandemia causada por el COVID-19, incrementar la inversión en educación es una buena noticia, por lo que es de esperar que la discusión legislativa valore este esfuerzo fiscal, dados los enormes esfuerzos que deberá hacer el sistema educativo para recuperarse y adaptarse a los cambios impuestos por la pandemia. Esta medida deberá ir acompañada de herramientas e instrumentos de financiamiento que permitan asignar los recursos de una manera más equitativa entre las provincias.

Autores


Agustín Claus

Investigador asociado de Educación

María Eugenia Bucciarelli

Consultora de Educación

Relacionados


Ver más

Políticas educativas para la escuela que viene

Ver más

Políticas educativas para la escuela que viene: decisiones y aprendizajes en la incertidumbre

Ver más

La aceleración digital post pandemia

Ver más

Diálogo con el secretario general de la UDA

Ver más

Encuentro con especialistas sociales y la CTEP

Ver más

¿Quiénes son los más afectados por la crisis social de la pandemia?

Ver más

La pandemia vino a agravar una deuda histórica del país en la que la pobreza no bajo del 25% en los últimos 30 años.

Ver más

Impacto social del COVID-19 en Argentina. Balance del primer semestre del 2020

Ver más

Radiografía de la pobreza: quiénes son los más afectados por la crisis de la pandemia

Ver más

Hablar de un año educativo perdido sería desconocer los esfuerzos y aprendizajes de la educación en aislamiento social

Recibí novedades