Los servicios alimentarios escolares son un espacio de enorme potencial para mejorar la nutrición y promover hábitos más saludables

La alimentación saludable es un derecho humano y una condición indispensable para el crecimiento, la salud y el aprendizaje. Aunque en la Argentina el “apagón estadístico” continúa en el área nutricional (la última Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (ENNyS) es de 2005), la poca información confiable y actualizada muestra un escenario preocupante. En 2006, la ENNyS evidenciaba que 41,9% de los chicos de entre 2 y 5 años se encontraba por encima de su peso saludable, mientras que el 8% sólo presentaba baja talla.
La escuela tiene un rol clave: la mitad de los alumnos desayuna y un 20% almuerza en escuelas estatales. Los servicios alimentarios escolares son un espacio de enorme potencial para mejorar la nutrición y promover hábitos más saludables. Sin embargo, en buena parte de las provincias la inversión en los servicios de alimentación es insuficiente.

Autor


Gala Díaz Langou

Directora de Protección Social

Relacionados


Ver más

En contextos de crisis hay que proteger la inversión en niñez y adolescencia

Ver más

Crédito vigente y ejecución en millones de pesos de 2015. Programas seleccionados (2015-2018)

Ver más

Inversión pública nacional en niñez y adolescencia como porcentajes del PBI, del Gasto Público Total y del Gasto Público Social (1995-2016)

Ver más

Inversión pública en niñez y adolescencia en porcentajes del PBI. Argentina (1995-2016)

Ver más

Garantizar la inversión en infancia: una prioridad en tiempos de crisis

Ver más

CIPPEC en un seminario internacional sobre la AUH

Ver más

“Trabajar en la pobreza estructural debería ser una prioridad”

Ver más

Casi un millón y medio de chicos argentinos no reciben ninguna transferencia monetaria del Estado

Ver más

Transferencias del Estado a la niñez: herramientas para reducir la infantilización de la pobreza

Recibí novedades