Co-diseñar el futuro que queremos

Publicado en agosto de 2021

A medida que avanza la campaña de vacunación contra el COVID-19 en Argentina, empieza a cobrar mayor relevancia la discusión sobre las estrategias para revertir los efectos sociales, económicos y sanitarios que nos deja la pandemia. Se nos presenta una oportunidad para pensar el largo plazo, no como un punto distante en el tiempo, sino como el resultado de acciones sucesivas que nos conducirán al futuro que queremos tener. 

Existen muchas formas de morigerar las consecuencias más nocivas de la crisis, pero solo algunas de ellas serán capaces de conducirnos, simultáneamente, a romper con el círculo del estancamiento recurrente. Tener una visión estratégica del país que queremos, y construirla de forma colectiva, nos permite dejar de escapar para adelante. 

En el marco de la iniciativa Democracia 40, organizamos la primera serie de encuentros para co-diseñar el futuro que queremos en los próximos años e identificar las acciones que nos pueden acercar a él. Participaron referentes de distintos sectores y los equipos técnicos de CIPPEC. Los encuentros mostraron coincidencias sobre algunas prioridades para el desarrollo inclusivo. 

En primer lugar, la relación entre digitalización, educación y desigualdad. La migración de las experiencias educativas a la esfera virtual, tendencia que probablemente se acentúe en los próximos años, debe garantizar la igualdad de oportunidades de acceso a infraestructura digital para todos/as los/as estudiantes argentinos/as, como también la formación específica de docentes para afrontar este desafío. De otra forma, corremos el riesgo de reproducir las desigualdades existentes en los sistemas educativos actuales e incrementar las brechas de aprendizajes y terminalidad educativa. 

En segundo lugar, la transición demográfica nos impone desafíos y oportunidades sobre los que hay que actuar. El envejecimiento poblacional es una tendencia prácticamente irreversible, por lo que es preciso garantizar la sustentabilidad y equidad del sistema previsional a través de la inversión en la primera infancia, un mejor y mayor acceso de las mujeres a las oportunidades de trabajo remunerado, y el fortalecimiento de las trayectorias laborales de calidad para todas las personas que trabajen. Emergen también nichos para nuevas industrias, como el ocio, y la necesidad de medidas para garantizar el envejecimiento activo de la sociedad.

En tercer lugar, se observa una divergencia cada vez más acuciante entre los sectores productivos y sus mercados de trabajo asociados. Algunas industrias logran aprovechar las ventajas de la sociedad de la información y la cuarta revolución industrial, incrementan su productividad y ofrecen salarios competitivos a nivel internacional. Otras, en cambio, tienen desafíos para dar un salto tecnológico necesario y operan a través de canales informales, ofreciendo puestos de trabajo de bajos salarios. Es fundamental lograr la convergencia entre los dos extremos y disponer de un sistema de protección social robusto que afronte los riesgos sociales durante la transición de quienes enfrenten mayores dificultades para insertarse en los nuevos puestos de trabajo. 

Finalmente, un cuarto eje que fue resaltado se vincula con la necesidad de potenciar las exportaciones argentinas a través de una estrategia que combine la estabilidad macroeconómica con el desarrollo del potencial exportador de empresas de diversos sectores, sobre todo de las PyMEs. En el largo plazo, no obstante, la discusión se vuelve más compleja: será necesario que las empresas agreguen cada vez más valor a sus exportaciones y tomen las medidas necesarias para las transformaciones requeridas por las estrategias, locales e internacionales, de sustentabilidad medioambiental. 

Estos primeros encuentros sirvieron para poner en común los consensos sobre las prioridades. En los que organizaremos en el futuro, el foco estará puesto en las acciones concretas que debemos llevar adelante para aprovechar las oportunidades tecnológicas, atender sus riesgos, y reducir las brechas de desigualdad de género, de ingreso y territoriales. 

Autores


Gala Díaz Langou

Directora Ejecutiva

José Florito

Coordinador de la Dirección Ejecutiva

Relacionados


Ver más

CIPPEC lanza Democracia 40 #40D

Ver más

Democracia 40: CIPPEC se reunió con Vilma Ibarra

Ver más

Democracia 40: CIPPEC se reunió con el ministro Matías Kulfas

Ver más

Democracia 40: CIPPEC se reunió con la senadora nacional Pamela Verasay

Ver más

El sistema previsional y su rol en el ciclo económico y fiscal

Ver más

¿Una nueva normalidad? Las madres en la recuperación socioeconómica de la pospandemia

Ver más

Para revertir la situación de pobreza en la infancia, necesitamos que la economía crezca de manera sostenida

Ver más

Democracia 40: CIPPEC se reunió con Mario Fiad

Ver más

Democracia 40: CIPPEC se reunió con Silvia Lospennato

Ver más

Hay generaciones que no han logrado construir un capital humano que les permita salir de la pobreza, aun en contexto de mejora económica

    Recibí novedades