Las cifras del mercado laboral parecen sustentar la hipótesis de que son las mujeres quienes pagan los costos de la crisis económica actual

A 70, las balearon. A 58, las apuñalaron. A 47, las golpearon hasta matarlas. A 19, las asfixiaron. A 11, las quemaron y a 8 las asesinaron con hacha y machete. Y la lista sigue hasta 299 mujeres. A la mayoría las mataron en sus casas y dos de cada tres las asesinó su pareja o expareja. Los números del último informe de la Casa del Encuentro sobre femicidios muestran que estamos lejos de alcanzar la igualdad de género. La violencia sigue aumentando: en el año último fue asesinada una mujer cada 29 horas. En 2018, era una cada 32 horas. El reloj marcha en reversa.

La lucha feminista visibiliza cada vez más la desigualdad, pero queda poco tiempo y urgen resultados. El punto 5 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aspira a lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas antes de 2030. Sólo quedan diez años y, a juzgar por las estadísticas, estamos cada vez más lejos de alcanzarlo. ¿A casi cinco años del primer #NiUnaMenos, cuáles fueron los avances y los retrocesos en la lucha por la igualdad?

Hubo grandes pasos, dicen los especialistas: sobre todo, aquellos que nos llevaron a avanzar en la denuncia y la visibilización de la desigualdad. No somos los mismos que hace cinco años. La sociedad está cambiando la manera de ver la violencia contra las mujeres y comenzando a entender sus múltiples dimensiones y formas de ejercerla. En estos años, nos deconstruimos, tejimos lazos de sororidad, aprendimos a escucharnos y a creerles a las víctimas de la violencia machista. Nos animamos a hablar, aprendimos a reconocer situaciones de violencia que estaban naturalizadas. Pero el proceso es lento e impacta más en el discurso que en los hechos.

Autores


Gala Díaz Langou

Directora de Protección Social

Matilde Karczmarczyk

Analista de Protección Social

Relacionados


Ver más

Evento “Perspectiva de Género en el marco del COVID”

Ver más

Encuentro ”Garantizar los derechos de las mujeres en tiempos de pandemia”

Ver más

Las políticas de cuidado pueden contribuir a resolver las tensiones que enfrentan las familias y reactivar la economía

Ver más

La pandemia puede abrir aún más las brechas de género que ya estaban presentes en la economía

Ver más

Encuentro virtual con el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de CABA

Ver más

El potencial del Plan Abre frente a la crisis del cuidado

Ver más

La oportunidad de la emergencia del COVID-19

Ver más

Día de la Mujer Trabajadora en Disney Argentina

Ver más

Cuidar es un trabajo mal renumerado y a menudo informal. Funciona como un subsidio a la economía

Ver más

En el camino hacia la igualdad real

Recibí novedades