Para que más mujeres accedan al mercado de trabajo, el Estado debe proveer más y mejor infraestructura de cuidado

El G20 es el foro de líderes más influyente del mundo y las fotos de sus reuniones ministeriales muestran una masiva mayoría de hombres en el círculo máximo del poder, una realidad que el Women 20 quiere transformar derribando los techos y las paredes de cristal que frenan a las mujeres.

“El G20 es un foro muy masculino, son muy pocas las sherpas (jefas de misión) que son mujeres, es más bien un síntoma de un problema que es muchísimo mayor que es el techo de cristal, pero también las paredes de cristal”, señala Gala Díaz Langou, directora del programa de protección social del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC) en Buenos Aires.

Díaz Langou afirma que por estas limitaciones, las mujeres se insertan en los sectores menos dinámicos de la economía, más blandos, y los varones toman los sectores más duros, que suelen ser los que tienen más recursos del Gobierno, como el Ministerio de Economía de cada país, y que son los que tienen mayor visibilización en el G20.

Para la integrante del CIPPEC, “esta masculinización del G20 no es fortuita, sino también un síntoma de esta segregación horizontal que hay entre distintos sectores y, también sumado a esto la segregación vertical, las mujeres logran en mucha menor medida llegar a puestos decisorios”.

La presencia de mujeres en los debates del G20 es muy baja

“Es tremendo”, afirma Susana Balbo, la “chair” (directora) de Women 20, el grupo de afinidad del G20 que debate políticas para impulsar la inclusión de la mujer. “En la reunión del grupo de trabajo de Trabajo y Educación en la foto había solo dos mujeres. En el resto de las reuniones pasa lo mismo, son todos hombres, dos o tres mujeres, como mucho.

Entre los líderes del G20 pasa lo mismo, está la alemana Angela Merkel ¿y quién más? Nadie más. Hay que cambiarlo, definitivamente”, urge Balbo.

La ministra de Industria, Turismo y Comercio de España, Reyes Maroto, considera sin embargo que ya hay avances. En la reciente reunión en septiembre de ministros de Comercio e Inversiones en la ciudad argentina de Mar del Plata, hubo seis mujeres entre los más de 30 representantes de los 19 países industrializados y emergentes y la Unión Europea y organismos internacionales.

“Espero que próximamente en el G20 seamos cada vez más mujeres. Pero si este año en la reunión de Comercio éramos sólo seis mujeres, probablemente no mucho más para atrás eran todos hombres, lo cual es un paso positivo”, señaló.

Fuente: Perfil

Autor


Gala Díaz Langou

Directora de Protección Social

Relacionados


Ver más

Radiografía de los padres argentinos

Ver más

Según las cifras disponibles, las mujeres están siendo más perjudicadas por la crisis económica actual

Ver más

Empleo, crecimiento y equidad. Impactos económicos de tres políticas que reducen las brechas de género

Ver más

Desayuno de Mujeres En Igualdad

Ver más

Presentación de la memoria de “Jóvenes por la ESI”

Ver más

La brecha salarial es un síntoma de problemas más graves que enfrentan las mujeres laboralmente

Ver más

En la Argentina, sólo tres de diez posiciones jerárquicas son ocupadas por mujeres y no es por falta de nivel educativo

Ver más

Por primera vez, más de 30% de las personas que asistieron a la cena anual de CIPPEC fueron mujeres

Ver más

#METAgénero en la Embajada de Francia

Ver más

Las argentinas dedican 6,4 horas por día a labores domésticas; esto impacta en sus trayectorias laborales

Recibí novedades

[recaptcha]