Efectos secregatorios de la oferta educativa. El caso del Conurbano bonaerense


Desde los años ’80, diversos trabajos comienzan a denunciar la profundización de la
desigualdad entre circuitos de escolarización, que varían fundamentalmente en función del
contexto geográfico y el nivel socio-económico de los alumnos (Braslavsky, 1985; Braslavsky
y Krawczyk, 1988; Filmus, 1986). Las condiciones de aprendizaje se revelan cada vez más
disímiles no sólo entre las zonas rurales y urbanas, sino también en el interior de los propios
centros urbanos. De este modo, la democratización del sistema educativo a través de la
incorporación de nuevos alumnos queda cuestionada cuando paralelamente se constata una
desigualdad creciente en el acceso a los saberes y las experiencias de socialización de los
niños y jóvenes. Si la segregación educativa responde indudablemente a la cada vez más
aguda polarización de la estructura social argentina, ciertos procesos propiamente
educativos refuerzan las desigualdades de partida. En el presente trabajo abordaremos
algunos aspectos relativos a ambos factores – exógenos y endógenos al sistema educativo- de
la segregación educativa.

Relacionados


Recibí novedades