En las PASO Gustavo Bordet (Creer-PJ) y Atilio Benedetti (Cambiemos) buscaron posicionarse como ganadores para la elección general

Pese a ser una elección primaria, el gobernador Gustavo Bordet (Creer-PJ), que va por la reelección, y el candidato de Cambiemos, Atilio Benedetti, buscaron posicionarse como ganadores para la elección general del 9 de junio. Ambos precandidatos llegaron a las PASO con listas de unidad y apostaron a la elección como una virtual primera vuelta.

Según los resultados provisorios, Bordet obtuvo el 51% de los votos, mientras que Benedetti alcanzó 29% (calculados sobre el total de votos válidos emitidos), casi 22 puntos de diferencia, en una elección con una alta participación. En la categoría de diputados provinciales, en el PJ la lista auspiciada por el gobernador se impuso ampliamente frente a las otras dos opciones peronistas y ocupará todas las posiciones relevantes en la boleta.

En Cambiemos, se oficializó la lista de unidad negociada por el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio, jefe político del PRO en el distrito.El peronismo se mostró fortalecido también en los principales municipios y ocupó el primer lugar en casi todos los departamentos, en donde se eligen senadores. En Paraná, el intendente Sergio Varisco (UCR) se impuso sobre el candidato del PRO en la primaria de Cambiemos, y obtuvo la candidatura a la reelección sin el apoyo del gobierno nacional, luego de que fuera procesado en causas de narcotráfico. Sin embargo, el candidato del PJ, Adan Bahl, superó a Varisco por siete puntos, y el total de la primaria del PJ, donde competían siete candidatos, superó por cinco puntos a los votantes de Cambiemos. Si Bahl logra mantener ese caudal de votos en las elecciones generales, complicaría los planes de continuidad de Cambiemos en la capital provincial.

Los resultados de las PASO mostraron una fuerte caída en el apoyo a los dirigentes locales de Cambiemos, que en 2015 estuvieron muy cerca de ganar la gobernación y en 2017 se impusieron sobre el justicialismo por 15 puntos, la victoria más contundente del gobierno nacional en todo el país en las legislativas de ese año.

La elección también fue un laboratorio de la unidad del peronismo. El gobernador Bordet logró articular detrás de su candidatura a una amplia coalición respaldada por Alternativa Federal, el Frente Renovador y Unidad Ciudadana. Después de un acuerdo con la fuerza de la ex presidente Cristina  Kirchner, Unidad Ciudadana declinó la precandidatura a gobernador y acordó encabezar la lista de legisladores provinciales del oficialismo.Apoyado en estos resultados, Bordet envió un contundente mensaje al peronismo, sugiriendo que los criterios de unidad con Unidad Ciudadana y el Frente Renovador tienen que trasladarse a nivel nacional.

La unidad del peronismo tras una única boleta es un dato inédito en la política provincial desde 1999. Es una muestra del liderazgo de Bordet para reorganizar el peronismo, pero también una respuesta a los resultados adversos de la elección legislativa de 2017.Independientemente de los resultados de la elección general, el respaldo de todo el arco peronista tendrá consecuencias sobre la futura composición de la legislatura provincial. En las últimas dos décadas, dos listas del peronismo solían ocupar los primeros puestos en la elección y colaborar en la legislatura, lo que le daba al PJ una amplia mayoría, especialmente en el senado provincial. Esta vez, los acuerdos preelectorales ponen un techo a la representación que obtenga la única opción justicialista.

Otro aspecto destacado de la elección fue el relativamente alto porcentaje de voto en blanco en la categoría de gobernador, que alcanzó el 14% de las preferencias y se ubicó en tercer lugar. Los candidatos del Partido Socialista, MST, Confederación Vecinalista y SER se ubicaron incluso por detrás de ese ítem. No obstante, la proporción de voto en blanco no es distinta de la de las PASO de 2015, donde llegó al 20%, y puede asociarse a una oferta electoral compleja para los votantes, sin competencia en la categoría de gobernador pero con boletas de dos cuerpos (intendentes y concejales) y múltiples opciones en las principales primarias municipales y departamentales.

Queda pendiente ver cómo definirán su voto los ciudadanos de cara a las elecciones generales del 9 de junio. En un búnker sin dirigentes nacionales, el candidato de Cambiemos animó a los militantes recordando que la elección comienza recién ahora. Mientras, en el Justicialismo creen que la tendencia es irreversible.

Andrés Miño, investigador del Observatorio Electoral Argentino (OEAR) de CIPPEC, del CONICET y de UTDT

Relacionados


Ver más

Desde hace más de una década se evita discutir la oferta electoral, que es caótica y opaca, porque todo vale al formar alianzas

Ver más

#META Claridad en la oferta electoral

Ver más

La boleta única de papel tiene las virtudes del voto electrónico sin sus riesgos de seguridad e integridad

Ver más

El resultado final probablemente dependa de cuántos puntos saque Jorge Sobisch (Democracia Cristiana), y de dónde provengan.

Ver más

El reemplazo de un sistema de boletas partidarias por otro de boleta única, aunque recomendable, no puede encararse a meses de la elección

Ver más

Los resultados de La Pampa no admiten lecturas nacionales porque tiene un sistema distinto a las PASO

Ver más

El largo y sinuoso camino hasta octubre de 2019

Ver más

Las PASO producen opciones más discernibles para los votantes y alientan la formación y la estabilización de las coaliciones

Ver más

Es necesario que el financiamiento de la política sea trazable

Ver más

Un debate presidencial sobre propuestas concretas de políticas puede ayudar no solo a definir el voto sino también a evaluar la gestión

Recibí novedades

[recaptcha]