PASO formoseñas: una elección nacional marcada por la gestión local de la pandemia

Publicado en septiembre de 2021

Por María Belén Arcucci*

En las PASO, las y los electores de Formosa elegirán las candidaturas que competirán en noviembre por las dos bancas a diputados nacionales que se renuevan este año. Quienes finalizan sus mandatos son los diputados Ramiro Fernández Patri (Frente de Todos) y Mario Arce (Juntos por el Cambio, JxC). Formosa unificó su calendario con el nacional, pero al no tener primarias abiertas y obligatorias a nivel provincial, los comicios solo son simultáneos en las elecciones generales del 14 de noviembre.

Se presentaron a esta contienda 4 agrupaciones políticas, todas con listas únicas de precandidatos/as. La alianza Frente de Todos (PJ y 12 partidos aliados) tiene como primer precandidato a Fernández Patri, que busca la reelección, acompañado por la concejala Elena García. Por su parte, la alianza Juntos por Formosa Libre (UCR, PRO y el MID) lleva a Fernando Carbajal y a Emilia Maciel, en una lista acompañada por todos los referentes del espacio. Además, se presentó la alianza Frente Estamos con Vos (Nuevo País, Partido Socialista y Movimientos Libres del Sur), encabezada por la actual concejala Gabriela Neme. Finalmente, el partido minoritario Principios y Convicción va con Víctor Daniel González a la cabeza. Si bien todas las listas respetan la paridad, 3 de las 4 están encabezadas por hombres.

A pesar de ser una elección nacional, el escenario está marcado por temáticas locales, especialmente el manejo de la pandemia por parte del gobernador Gildo Insfrán, que aplicó las medidas más restrictivas del país: además del cierre de fronteras provinciales, estableció una cuarentena obligatoria en centros de aislamiento. En este marco, la oposición y diversas organizaciones hicieron acusaciones de presuntas violaciones a los derechos humanos, e incluso hubo movilizaciones ciudadanas a modo de protesta, algo poco habitual en Formosa. Al mismo tiempo, el oficialismo acusó a la oposición de boicotear el plan sanitario provincial y de llevar adelante acciones que dispararon los contagios y las muertes.

Este contexto fue determinante en la configuración de la oferta electoral. El candidato oficialista Fernández Patri fue referente de la defensa de la gestión de Insfrán en el Congreso. Por su parte, JxC se inscribió con la denominación Juntos por Formosa Libre y lleva como candidato a Carbajal, ex juez federal de Formosa que falló contra el gobierno local y declaró inconstitucionales las restricciones de ingreso a la provincia. Además, este contexto forjó la candidatura de Neme, electa en  2017 como concejala de la capital por el oficialismo, pero que en los últimos meses se convirtió en activa denunciante del gobierno provincial e incluso alcanzó notoriedad pública por ser herida y arrestada en el marco de movilizaciones. Pese a que se especulaba con que Neme compitiera en una interna dentro de Juntos, finalmente presentó su propia alianza. Con una sola banca posible en disputa para la oposición, lo que significa que solo quien ocupa el primer lugar de la lista podría quedarse efectivamente con el escaño, hay pocos incentivos para un acuerdo opositor que configure una única lista. Si bien esto podría asegurar al espacio ganar la banca, nadie quiere resignarse a ir en segundo lugar.

Al no ser unas elecciones primarias competitivas dentro de las agrupaciones porque ninguna de ellas presenta más de una lista, el resultado de las PASO será informativo, y su relevancia se definirá por otras cuestiones. En primer lugar, en una provincia donde el oficialismo local mantiene una marcada hegemonía desde hace décadas, reflejará si el gobierno de Insfrán sufrió un desgaste como consecuencia del férreo manejo de la pandemia y las múltiples denuncias. 

En segundo lugar, la irrupción de Neme y una tercera fuerza competitiva representa una novedad en un escenario provincial históricamente marcado por el bipartidismo. En elecciones previas, la unidad de la oposición le permitió obtener una de las dos bancas a diputados nacionales en juego en elecciones no ejecutivas, en las que el oficialismo disminuye su caudal electoral. Pero si el voto opositor se divide, el oficialismo podría ganar ambas bancas. El resultado de las PASO va a reflejar si este es un escenario posible en las elecciones de noviembre, y por lo tanto puede generar incentivos a apelar al voto útil en esa instancia. 

Sin embargo, dado que las elecciones generales se realizan de forma simultánea con las provinciales, en las que opera el efecto generado por el sistema electoral local, el resultado de las PASO puede no ser predictivo del resultado de la elección general.

 

*La autora integra la Red Federal de Investigadores Electorales de CIPPEC. Es licenciada en Ciencias Políticas por la UCA, magíster en Políticas Públicas por la UTDT, y en Gobernanza y Derechos Humanos por la UAM. Su opinión no necesariamente refleja la posición de todos los miembros de CIPPEC.

Autor


María Belén Arcucci

Integrante de la Red Federal de Investigadores Electorales de CIPPEC

Relacionados


Ver más

El camino hacia la Boleta Única en Argentina

Ver más

Boleta única de papel: un debate sobre cómo seguir fortaleciendo la democracia

Ver más

El debate sobre la forma en que votamos es un debate sobre la equidad en el acceso al sufragio y la competencia electoral

Ver más

“Juventudes argentinas y prioridades de política pública”: una iniciativa de CIPPEC y UNICEF Argentina con IDEA Internacional

Ver más

Juventudes argentinas y prioridades de política pública

Ver más

Un juez o jueza que no parece independiente está minando la confianza pública en las instituciones

Ver más

Balance de las elecciones generales del 14 de noviembre

Ver más

Las mujeres en el Congreso tras la Ley de Paridad

Ver más

PBA: el centro de gravedad de la disputa entre Juntos y el Frente de Todos

    Recibí novedades