Volver a las aulas debe ser prioritario para que no continúe profundizándose la desigualdad educativa

Publicado en septiembre del 2020

El Cippec elaboró un plan de reapertura de clases apoyado en cinco pilares: espacios seguros, justicia educativa, flexibilidad, creatividad y confianza.

El Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), preocupado por la pérdida de vínculo entre los estudiantes y las escuelas, elaboró un plan de reapertura de clases basado en cinco pilares: espacios seguros, justicia educativa, flexibilidad, creatividad y confianza.

En diálogo con Cadena 3, Alejandra Cardini, directora del programa de Educación de Cippec, explicó que volver a las aulas debe ser prioritario para evitar que continúe profundizándose la desigualdad educativa.

Según datos de la Encuesta Nacional de Continuidad Pedagógica, del Ministerio de Educación de la Nación, el 10% de los estudiantes tuvo contacto con la escuela dos o tres veces por mes o directamente careció de contacto, en los últimos seis meses, lo que representa un millón de chicos, cuya posibilidad de aprender depende de la condición de sus hogares que no es igual en todos los casos.

“Volver a las aulas tiene que estar en la agenda de todos los gobernadores y hay que planificar cómo va a ser ese regreso que va a ser gradual e intermitente y va a tener idas y vueltas, marchas y contramarchas”, planteó Cardini.

Al respecto, y para el regreso a las aulas, el Cippec plantea que las escuelas tienen que ser espacios seguros y para eso hay que implementar los protocolos del Ministerio de Seguridad de la Nación de manera consensuada entre las provincias.

El segundo pilar es la justicia educativa: “Donde entran 30 chicos, ahora entran 10 y por eso hay que priorizar quienes van primero a la escuela y tiene que haber un sentido de justicia, de que vayan los que más lo necesitan”, explicó.

El tercer punto tiene que ver con la flexibilidad y la idea de un regreso intermitente: “Van a tener que ir, dejar de asistir y flexibilizarse”. Mientras que, como cuarto bastión apuntan hacia la creatividad, es decir aprovechar los espacios y tiempo de manera distinta, organizar turnos escolares y buscar nuevos lugares de enseñanza como lugares al aire libre.

Por último, el Cippec pone el foco en la confianza entre los actores de la comunidad educativa. “Tienen que estar todos de la misma mano y acordar cómo será este regreso que no va a ser fácil”, detalló.

“El sistema educativo tiene que estar disponible. Hoy el cuidado se vuelve fundamental. Antes de cada 100 chicos que entraban al secundario sólo 50 llegaban a quinto año y eso se va a profundizar, por eso los chicos que están en esa etapa tienen que poder tener espacios de vínculos con sus docentes y con la escuela para ayudar a mantener un entramado social”, concluyó.

Escuchá la entrevista completa a Alejandra Cardini acá

Autor


Alejandra Cardini

Directora de Educación

Relacionados


Ver más

Educar en tiempos de pandemia: el gobierno incrementa la inversión educativa

Ver más

Hablar de un año educativo perdido sería desconocer los esfuerzos y aprendizajes de la educación en aislamiento social

Ver más

La principal deuda es la falta de dispositivos provistos por el Estado para el trabajo remoto de la Alta Dirección Pública

Ver más

La pandemia no va a tener un impacto tan grande en el desempleo, pero sí en las desigualdades de ingresos

Ver más

Los gobiernos provinciales enfrentan el desafío de elaborar planes para el retorno a las aulas

Ver más

La brecha digital, el distanciamiento y la falta de transporte público, generan asimetrías para poder trabajar en este contexto

Ver más

Sumate a METAS para la pospandemia

Ver más

Cinco pilares para una educación con distancia social

Ver más

Crónica federal del regreso a las aulas

Recibí novedades