La extensión de la licencia por parentalidad ayuda a revertir la discriminación laboral por género

Extender las licencias por paternidad tiene varios efectos positivos: ayuda a conciliar vida productiva y reproductiva, y contribuye a la equidad de género y al desarrollo infantil.

“La paternidad presente y responsable mejora el desarrollo de la estructura psíquica y emocional de los hijos e hijas. Algunos estudios enfatizan en la importancia que tiene un segundo cuidador, independientemente del género”, dice Gala Díaz Langou, del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec).

En cuanto a la equidad de género, asegura que la extensión ayuda a revertir la discriminación en el mercado laboral al equiparar los costos laborales asociados al cuidado, al promover la autonomía de las mujeres y al distribuir de manera más equitativa las tareas al interior del hogar.

La paternidad presente y responsable mejora el desarrollo de la estructura psíquica y emocional de los niños.

Autor


Gala Díaz Langou

Directora de Protección Social

Relacionados


Ver más

Sin garantizar mejores condiciones para las familias con hijos, no se podrá enfrentar la transición demográfica

Ver más

Más días de licencia contribuirían al desarrollo infantil

Ver más

Jóvenes que cuidan: impactos en su inclusión social

Ver más

Al ser la licencia por maternidad mucho más larga que la por paternidad, se profundiza la discriminación por género

Ver más

Las licencias, más allá de ser un derecho de los trabajadores, son un derecho de los niños

Ver más

Para que la Argentina crezca y enfrente la caída de la fecundidad y el envejecimiento de la población, las licencias son clave

Ver más

Licencias por paternidad por provincia, 2017

Ver más

Licencias por maternidad por provincia, 2017

Ver más

Una propuesta para modificar el régimen de licencias desde la equidad

Ver más

El régimen actual de licencias excluye a muchas familias y tiene sesgo maternalista

Recibí novedades