Evaluación final del Plan del Norte 2016-2019. Arraigo regional


El Plan del Norte es una iniciativa estratégica del gobierno de Santa Fe para mejorar las condiciones de vida en el territorio más postergado de la provincia.

A casi cuatro años del comienzo de su implementación, sus objetivos de desarrollo muestran distintos niveles de avance, con un mejor desempeño en los objetivos de proveer servicios públicos de calidad, consolidar una infraestructura de conectividad, la incorporación de la ciencia, la tecnología y la innovación y el establecimiento de políticas de preservación ambiental y uso responsable de los recursos naturales. Entre los progresos obtenidos se destaca el aumento en 10 puntos porcentuales de la cobertura poblacional de la red de agua potable y en 8 puntos porcentuales de la proporción de rutas con pavimento o mejorado. Además, el incremento en un 4% de la cantidad de empresas de servicios profesionales, científicos y técnicos, y la ampliación de la superficie de bosques nativos con planes de manejo y conservación a un 3%.

La línea estratégica Integración territorial obtuvo progresos predominantemente significativos, distinguiéndose los avances obtenidos en los ejes Conectividad, Acceso al agua, la energía y cloacas y Protección del medioambiente y tratamiento de residuos.
En la línea estratégica Arraigo regional se observa la preeminencia del alcance de progresos en general leves y discontinuos, mientras que en la línea estratégica Economía para el Desarrollo hubo una preeminencia de resultados sin avances.

La percepción imperante es que trata de un Plan valorado, que aporta esperanza a la región y que conlleva la voluntad de propiciar un cambio histórico. Los aportes reconocidos se repiten en deudas, dado que se estima que hay temas tan fundamentales para la región que se valora el avance con la misma fuerza con la que se espera su continuación y finalización.

Los proyectos del Plan son valorados por las instituciones participantes en función de su temática y modo de ejecución como proyectos movilizadores de confianza sobre el avance del Plan, proyectos difusos sobre los cuales no se tiene certeza acerca de su pertenencia al Plan y proyectos considerados como pendientes y que deben ser atendidos con prioridad.
Además, encontramos que las opiniones se dividen en tres tipos: perfiles embajadores, escépticos y expectantes. La pertenencia a uno u otro perfil se explica por la evidencia personal, la propia participación en la planificación del Plan, el conocimiento sobre el avance de las obras y el alcance del Plan, la percepción sobre los tiempos de acción, como así también la idea base sobre el Plan del Norte.

Con respecto a los resultados del Plan del Norte en cada departamento, en 9 de Julio se destacan los progresos significativos hacia el logro de los objetivos enfocados en garantizar el acceso a la educación, la salud, la cultura, la vivienda, la seguridad y el trabajo; en profundizar la incorporación de la ciencia, la tecnología y la innovación en la actividad productiva; y en Consolidar una infraestructura de conectividad.
En el departamento General Obligado se lograron primordialmente progresos significativos vinculados a los objetivos de garantizar la provisión de servicios públicos de calidad, de consolidar una infraestructura de conectividad y de establecer políticas de preservación de la calidad ambiental y uso
responsable de los recursos naturales.
En el departamento Vera se observan progresos significativos para la consecución de los objetivos de garantizar la provisión de servicios públicos de calidad y de consolidad una infraestructura de conectividad. Asimismo, se obtuvieron progresos significativos vinculados a establecer políticas de preservación de la calidad ambiental y uso responsable de los recursos naturales y a garantizar el acceso a la educación, la salud, la cultura, la vivienda, la seguridad y el trabajo.
Los desafíos más sobresalientes que quedan pendientes, desde la perspectiva de los participantes de los grupos de seguimiento del Plan del Norte, radican en la ampliación de infraestructura vial y de energía eléctrica que posibilite conectar a las zonas rurales y a los departamentos 9 de Julio, General Obligado y Vera entre sí. Del mismo modo, se demanda promover la instalación efectiva de industrias que derive en el arraigo de los jóvenes, brindar formación en oficios en forma constante y mejorar la calidad y control de las obras viales.

Relacionados


Recibí novedades