El Plan del Norte (PDN) es una iniciativa del Gobierno de Santa Fe que tiene como fin promover el desarrollo de la región norte y reducir las disparidades territoriales existentes en la provincia, mediante la realización de proyectos de inversión pública y la implementación de políticas para el arraigo y el fortalecimiento económico productivo en los departamentos General Obligado, Vera y 9 de Julio.

Las infraestructuras básicas como las rutas, las tecnologías de la información y las comunicaciones, el saneamiento, la energía eléctrica y el agua siguen siendo escasos en muchos países en desarrollo. Construir infraestructuras resilientes es parte del Objetivo 9 de la Agenda 2030 de Naciones Unidas. Las inversiones en infraestructura vial constituyen una condición necesaria, aunque no suficiente, para el crecimiento económico y el desarrollo por su impacto sobre la estructura de costos de las empresas, la productividad de los factores, la conectividad y accesibilidad territorial y el bienestar general de la población. En este contexto, el gobierno de Argentina adoptó como meta a lograr en 2030 que la cantidad de kilómetros de autopistas nacionales se incrementen un 128%.

En 2015, los tres departamentos de la región Norte de la Provincia de Santa Fe tenían un 17,3% de kilómetros de rutas provinciales con mejorado y pavimentado sobre el total de kilómetros de rutas provinciales en la región. A fin de incrementar la cantidad de kilómetros de rutas con mejorado y pavimentado se planificó la ejecución de 16 proyectos de infraestructura vial enmarcados en la Línea Estratégica de Integración Territorial.

En el marco de la colaboración de CIPPEC con la Provincia de Santa Fe para el monitoreo y evaluación del PDN, se realizó una evaluación de resultados de tres proyectos de pavimentación y repavimentación ubicados en cada uno de los departamentos (ruta provincial N°96s en General Obligado, ruta provincial N°3 en Vera y ruta provincial N°294s en 9 de Julio). Entre sus principales resultados se encuentran:

i) Hay una valoración positiva de la calidad de las obras, aunque identifican algunos problemas vinculados con la falta de banquinas, la aparición de baches luego de la inauguración y la inundación de la ruta en el caso de El Nochero.
ii) Se observan mejoras en la transitabilidad de los caminos y en la conectividad (disminución de tiempos de traslados) y una preocupación por la seguridad vial debido a la posibilidad de mayores accidentes.
iii) Se registran mejoras en la continuidad de la oferta de productos en los comercios de las localidades pero no se registra una disminución de los costos del transporte y de los productos.
iv) Los efectos vinculados con la promoción de actividades económicas son positivos: previsibilidad para sacar la producción, mayor facilidad en el acceso a los insumos necesarios para la realización de los emprendimientos o en la implementación de técnicas productivas.
v) El acceso a mercados de trabajo y servicios de salud y de educación se vio  mejorado por las obras realizadas.

El relevamiento realizado respecto a los efectos de las obras de infraestructura vial del Plan del Norte sobre las condiciones de vida de las poblaciones de las localidades afectadas pone de manifiesto que la mejora de la infraestructura vial es una condición necesaria para mejorar la conectividad y promover el desarrollo económico de la región. Sin embargo, la construcción de estas redes viales por sí misma no es suficiente y se requiere implementar formas de gobernanza de la red vial con una mirada estratégica e integral. En este sentido, se realizan algunas recomendaciones con el objetivo de potenciar los efectos de estas obras:

1. Claridad y precisión de objetivos y metas. Es necesario definir objetivos y metas de mediano y largo plazo vinculadas tanto a la construcción como a la conservación de la red vial que permitan hacer público los avances esperados e incorporar a los procesos de toma de decisión una mirada estratégica.
2. Sistema de indicadores para evaluar la calidad de la gestión y los resultados. En este sentido, es importante desarrollar indicadores de calidad de la gestión, efectividad y eficiencia (Bull, 2003).
3. Sistemas de información de las zonas administrativas. Fortalecer los sistemas de información de las zonas administrativas de la Dirección Provincial de Vialidad a fin de disponer de datos básicos sobre el funcionamiento del servicio a nivel local.
4. Servicios de transporte público. Aumentar y sostener la coordinación entre las comunas y las empresas de transporte.
5. Seguridad vial. Fortalecer las campañas de educación vial en las áreas beneficiadas por las obras.

Relacionados


Recibí novedades