Argentina necesita un Estado moderno y para ello hace falta una política integral de Recursos Humanos

Las cifras que da a conocer Gonzalo Diéguez, director de Políticas Públicas del CIPPEC, hablan por si mismas: entre el 17 y 18% de la población económicamente activa en la Argentina trabaja en algunos de los tres niveles del Estado. Estamos hablando de casi 4 millones de personas que brindan servicios o están vinculadas con algunos de los 2.500 municipios, algunas de las 24 provincias o con algunos de los organismos del Estado nacional. “El 20% de las personas que están en condiciones de trabajar y están ocupadas en la Argentina lo hacen en el Estado”, asegura Diéguez.

¿Cómo se explica esta situación?

Por varios motivos. Por ejemplo, en el segundo mandato de CFK, elempleo público creció en el orden
del 4%interanual. En este período de tiempo al sector privado de la economía le costó mucho generar nuevos puestos de trabajo.

¿Qué pasó con la gestión Cambiemos?

No sólo se frenó el crecimiento del empleo público en el Estado nacional sino que, además, se revirtió la tendencia. El empleo público, a nivel nacional, viene cayendo con Macri. Hoy el Estado nacional no tiene problemas para pagar salarios. Distinto es el caso de las provincias que, en promedio, destinan 55% de su gasto corriente a pagar sueldos. En el caso de los municipios esa cifra llega al 55% en promedio.

¿Cómo se explica esta caída a nivel nacional?

Obedece a varios motivos: se empezó a jubilar gente que estaba en condiciones de hacerlo, hubo retiros voluntarios y entró en vigencia, además, un nuevo esquema de presentismo.

¿Qué está pasando con el empleo en las provincias y municipios?

Entre las provincias y los municipios explican el 80% del empleo público. Un tercio de los empleados públicos en la Argentina son docentes. Ello explica, además, la importancia que se le da a las paritarias de este sector todos los años ya que sirven como punto de referencia para lo que van a pedir el resto de los gremios.

¿Cómo se puede modificar esta tendencia en el empleo público?

Es difícil. No se puede romper con la misma velocidad esta inercia en todas las provincias. No es lo mismo, por ejemplo, la región de Cuyo que el Norte de la Argentina. Hay una cuestión de gobernabilidad. Hay que tener en cuenta que estos 4 millones de personas que trabajan en el Estado no son todos administrativos: hay docentes, policías, médicos y enfermeros, entre otros. Hace falta un discusión honesta acerca del federalismo fiscal y político en la Argentina. Hace falta un diálogo entre el oficialismo y la oposición que incluya, también, a la dirigencia gremial y empresarial. Argentina necesita un Estado moderno que funcione y para ello hace falta una política integral de Recursos Humanos.

Accedé a la nota completa.

Fuente: Diario Uno

Autor


Gonzalo Diéguez

Director de Gestión Pública

Relacionados


Ver más

Reunión con la Secretaría de Empleo Público

Ver más

CIPPEC participará en la implementación del Compromiso Federal de Modernización

Ver más

GPS del Estado: Radiografía 2017/2018

Ver más

En el decreto 174/18 hay indicios de que el gobierno premia la lógica política

Ver más

El rediseño de la administración pública central: mayor jerarquía política y vínculo con la Alta Dirección Pública

Ver más

CIPPEC firmó un convenio con el Gobierno de Entre Ríos

Ver más

Los regímenes laborales en el Estado varían por organismo y naturaleza jurídica de cada programa o contrato

Ver más

Hay que repensar el empleo público a partir de fuertes consensos políticos y gremiales

Ver más

En 2016, en la Argentina casi dos de cada diez trabajadores se desempeñaban en alguna repartición estatal

Recibí novedades